Nápoles y Pompeya

 instagram facebook

 

 

DETALLES DEL RECORRIDO

Duración: día entero

Lugar de recojo: vestíbulo del hotel

Transporte: tren + coche de alquiler con conductor privado

Comidas incluidas: almuerzo

Lugares de visita: Nápoles, Monte Vesubio, Pompeya

Para información o reservas

CONTACTENOS

Este es uno de los tours favoritos del sur de Italia. Se puede ir en coche o en combinación de tren y coche. Normalmente, nos reunimos con los clientes temprano, en la mañana, en el vestíbulo del hotel. De ahí salimos para Nápoles (Una de las alternativas más interesantes es tomar el tren bala, que es más rápido que un bus o coche), que, de acuerdo a la época puede tener un descuento o promoción. Si no hay descuentos o el número de participantes es más de 3-4 personas su sugiere coordinar un coche o bus de alquiler para aminorar el costo del viaje). Ya en Nápoles, haremos un giro panorámico de la ciudad, pasando por la colina de Posillipo, con vistas a la isla de Nisida, Pozzuoli, Marechiaro, Mergellina, con su hermoso puerto de yates. Dejamos un poco de tiempo para hacer una pausa y tomar un café en uno de los bares históricos de Via Caracciolo y luego volvemos al coche o bus para continuar el viaje a la Riviera di Chiaia, exclusivo barrio de Nápoles, con muchos restaurantes y boutiques de las marcas más famosas. Breve parada en Via Partenope para sacar las fotos rituales: Castillo del Huevo, el castillo más antiguo de Nápoles, la Fuente de los Gigantes y los hoteles de la región y los restaurantes más elegantes. Espectacular centro de la ciudad. Por último, se llega al corazón de Nápoles, donde disfrutaremos de la vista de la Plaza Municipio con el Maschio Angioino, enorme castillo, auténtico símbolo de la ciudad, el Teatro San Carlo, el Palacio Real, la Galería Umberto I, la Iglesia de San Francisco de Paola y la Fuente de la Alcachofa. En este punto del recorrido llegamos al momento del almuerzo (incluido), alrededor de la una, el tiempo de parada será en un restaurante típico. Tenemos varias opciones: comer en un restaurante o pizzería en Nápoles o disfrutar una degustación de vinos locales, con almuerzo incluido, en una bodega única, situada a los pies del Vesubio. Probar los productos locales biológicos, recién preparados, disfrutando de la vista de la bahía de Nápoles, directamente desde el volcán, es un placer para unos pocos privilegiados. Vale la pena el precio de la excursión. Por la tarde, poco después, nos transferimos a Pompeya, uno de los sitios arqueológicos más importantes del mundo, reconocidos por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Al final de la visita de las ruinas, volvemos a Nápoles para tomar la autopista A1 hacia Roma. La llegada al hotel es esperada por la noche.