Roma Oculta

 instagram facebook

 
Éste es un paseo panorámico de Roma. Incluye paradas básicas para tomar fotos tradicionales. El recorrido concluye con el almuerzo.
DETALLES DEL RECORRIDO

Duración: medio día

Lugares de recojo: vestíbulo del hotel

Transporte: coche de alquiler con conductor privado o taxi

Comidas incluidas: almuerzo

Lugares de visita: Ojo de la Serradura (colina del Aventino), Boca de la Verdad, colina del Campidoglio, Villa Farnesina, Fontanone (colina del Janículo)

Para informaciónes o reservas

CONCTATENOS

El guía se encuentra con los clientes en el vestíbulo del hotel. Inmediatamente, de acuerdo al transporte escogido (coche de alquiler con conductor privado o taxi) el recorrido comienza con la visita al Ojo de la cerradura, uno de los lugares donde se esconden impresionantes vistas, justo en la cima de la colina del Aventino. De hecho, se trata de una breve parada frente la entrada principal de una casa antigua, propiedad de la Orden Soberana y Militar de Malta, donde se puede descubrir un escenario inesperado a través del ojo de la cerradura de la puerta principal de la misma. Muchos intentan tomar una foto para el recuerdo recuerdo del agujero, pero no muchos lo logran Por eso, es un lugar único… La excursión continúa en la Boca de la Verdad, inolvidable lugar de grabación de la película americana “The Roman Holiday” en los años 60. Luego iremos a la Colina del Campidoglio, la actual sede del Ayuntamiento y también de los Museos Capitolinos. Será una gran vista de la ciudad desde varias perspectivas. De vuelta nos dirigiremos a la Villa Farnesina, en la que podemos disfrutar de las pinturas encargadas a Rafael por el banquero Agostino Chigi, el millonario de la época y dueño de la residencia. De la “Farnesina” el chofer llevará al guía y los turistas a la Colina del Janículo, haciendo una parada en el Fontanone, bello ejemplo del barroco romano acompañado de una espectacular vista de la ciudad de Roma. La siguiente etapa es la Via Piccolomini, en la parte trasera de la colina del Janículo. Es una pequeña calle situada en el barrio de Aurelio, zona tranquila y exclusiva de la ciudad, conocida por el truco de ilusión óptica. Experiencia imperdible. Volviendo de la Via Piccolomini, iremos nuevamente al Janículo, para ver la presentación del Disparo del Cañón. Cada día, el ejército italiano repite esta presentación, la que fue iniciada por el Papa Pío XI en 1847 y todavía se mantiene desde el año 1903 como aviso horario (12:00 pm). El recorrido se completa con el Vaticano (visita externa de la Basílica de San Pedro y de la famosa plaza homónima). Almuerzo en un mesón en las cercanías del Vaticano.